"Summertime", la ¿típica? película de terror de serie Z

Cartel de "Summertime"
Hace poco tuve el placer de ver “Summertime”. Lo único que sabía de la nueva producción del realizador Norberto Ramos del Val era lo que nos enseñaron en ese tráiler que lleva circulando por las redes sociales desde hace unas semanas.

Como cualquier otro espectador, por lo visto en el dichoso tráiler, pensé que iba a ver la típica producción de terror de serie Z, con todo lo que ello conlleva para bien y para mal. Sin embargo, a los pocos minutos empecé a sospechar que ahí había algo más que la típica mala película de terror con chicas guapas en bikini que nos querían vender. 

Porque “Summertime”, gracias a un inesperado giro argumental, se transforma casi nada más empezar en una surrealista comedia alocada que no deja títere con cabeza en la industria del cine español y que tiene, además, la virtud de saber reírse incluso de sí misma.

Así, el guión que han escrito en apenas dos días Pablo Vázquez y Ricardo López Toledo es modélico al funcionar muy bien en dos niveles. Uno de ellos se encuentra en esa crítica tan poco sutil, moldeada en forma de puñetazo en el estómago, que hacen a cómo funciona el mundo de cine en España. Mientras, el otro nivel se sitúa en la comedia sin pretensiones en la que se transforma nada más ocurrir ese giro inicial del que os hablamos y que trata de divertir al espectador que se atreva a dejarse llevar por esta ida de olla tan magistral.

Sus diálogos rozan la genialidad y los guionistas le saben dar un toque tan buenrollista, tan ligero y tan pop, que “Summertime” conecta con los espectadores desde un primer instante. Además, en eso de que los espectadores nos veamos atrapados por sus ocurrencias, ayuda también bastante que la trama avance sin dar muchos momentos de descanso y que casi siempre esté ocurriendo algo.

En este sentido, hay que hablar especialmente del trabajo de las actrices Alba Messa y Ana Rujas. Ambas son muy buenas actrices, bordan sus respectivos papeles están dotadas por un don natural para la comedia y tienen tantísimo talento que ellas solas, con su buen hacer interpretativo, son capaces de que se mantenga la tensión incluso en dos o tres escenas donde el ritmo no es excesivamente rápido.

Alba Messa y Ana Rujas
Podría extenderme durante muchos párrafos para valorar positivamente el, sin ánimos de resultar exagerado, sobresaliente trabajo actoral que realizan tanto Alba Messa como Ana Rujas en “Summertime”. Pero para abreviar e ir terminando, añadiré que las dos se muestran muy naturales ante la cámara y consiguen que nos creamos todo lo que les ocurre, por desquiciado o caricaturesco que parezca.

Además, las dos actrices están secundadas por un impecable Daniel Rovalher y Alba García, que ejerce brillantemente de maestra de ceremonias del filme, emulando a grandes como Rod Serling o nuestro patrio Narciso Ibañez Serrador en sus “Historias para no dormir”.

Summertime” está muy bien dirigida por Norberto Ramos del Val, un genio que le pone su personal sello a cada fotograma que aparece en pantalla de esta pequeña joya del largometraje de serie B.

En el momento de escribir y publicar esta crítica, os aviso que será proyectada hoy miércoles 7 de noviembre, a las 20:15h en la sala madrileña Artistic Metropol. Os aconsejo que, cuando tengáis la oportunidad lo veáis, porque se trata de un largometraje muy divertido que merece la visionar.

Jose Luis Mora.

Trailer de "Summertime"