Crítica: "Lo que voy a hacer con mi vida", de Roberto Terán.

Cartel de "Lo que voy a hacer con
mi vida
".
Con libreto de Nacho del Valle (también actor de la obra) y dirección de Roberto Terán, “Lo que voy a hacer con mi vida” es una obra que nos habla de muchas cuestiones que están siempre ahí y que todos nos hemos hecho más de una vez. ¿Qué nos gustaría ser? ¿Qué podría hacer para ser feliz? ¿Quiénes somos? ¿Qué pasaría si decidiéramos tomar una decisión que afectaría por siempre a nuestras vidas? ¿Cómo pesa en nosotros todo lo que vamos dejando en el pasado? Son algunas de las preguntas sobre las que versa el argumento de una obra en la que sus responsables nos plantean, en clave de tragicomedia, una reflexión sobre la sociedad actual.

El eje de la obra es un hombre que acude a la consulta de su psiquiatra y, a través de la conversación que mantiene el protagonista con su psiquiatra, se nos van desgranando lentamente retazos de su vida que nos hacen ver el porqué ha llegado a estar este hombre en la situación en la que se encuentra al inicio de la obra.

La narración está sólidamente construida y el paso de un momento a otro de la vida del protagonista está hilvanado de una manera muy orgánica y se entiende muy bien el porqué nos llevan de un momento al otro. La escenografía básica sirve perfectamente para construir los tres distintos entornos en los que transcurre la historia y, en un alarde de ingenio e inventiva, cada elemento de ese decorado tiene mucho significado acerca del mensaje que nos quieren transmitir sus autores.

Otro de tantos elementos en los que esta obra destaca reside en que el texto, aparte de acertar en su parte más “trascendental”, resulta muy entretenido. Su ritmo es muy ágil, no aburre en ningún momento, los diálogos destacan por su naturalidad y sus autores saben usar muy bien el humor políticamente incorrecto para hacernos reír y, de paso, darnos un puñetazo en el estómago para remover nuestras conciencias.

Alfonso Gómez, Maika Jurado y Nacho del Valle,
caracterizados como los personajes de la obra.
Sobre los personajes hay que decir que sus personalidades están perfectamente construidas, son completamente tridimensionales, están llenos de matices y tienen rasgos con los que cualquiera de nosotros podemos sentirnos identificados. Porque los cinco personajes que aparecen en la obra parecen reales y tienen las mismas aspiraciones, sueños o temores que podría tener cualquier espectador.

Mientras, Alfonso Gómez, Maika Jurado y Nacho del Valle, los tres actores que protagonizan “Lo que voy a hacer con mi vida” hacen suyos a los personajes a los que dan vida (Maika Jurado y Nacho del Valle, además, interpretan cada uno a dos personajes distintos) y logran que el público vea mucha verdad en ellos y en su forma de actuar. Los tres cambian de registro con mucha facilidad y nos transmiten con mucha credibilidad los sentimientos que llevan dentro sus personajes, notándose que están muy bien dirigidos y que han comprendido a la perfección lo que Roberto Terán quería de ellos.

Roberto Terán se ha estrenado muy bien como director de teatro y “Lo que voy a hacer con mi vida” es una estupenda obra que está llamada a tener un hueco en el Off madrileño. Podréis verla los viernes de abril y mayo en el Off de La Latina.

Jose Luis Mora.

Lo que voy a hacer con mi vida”. Dirección Roberto Terán. Texto: Nacho del Valle. Intérpretes: Alfonso Gómez, Maika Jurado y Nacho del Valle. Ayudante de dirección: Montse Santalla.

Información sobre “Lo que voy a hacer con mi vida” y reserva de entradas en el Off de La Latina.